Dra. Alexandra Galletti

¿Y si hacemos un trío?

¿Quieres hacer un trío? ¿Tienes la curiosidad? Es probable que te haya pasado esa idea por la cabeza más de una vez, no te preocupes esa inquietud es mucho más habitual de lo que crees.  Es una de las fantasías sexuales más comunes pero eso no significa que haya que tomarse su tiempo para planificarlo cómo es debido para evitar problemas y malos entendidos. En eso de los thresomes no es conveniente ser impulsivo, al contrario.  Por eso, tu sexóloga en Los Angeles te ha preparado esta guía para que puedas disfrutar esta experiencia.

Puntos a considerar para hacer un trío  

  • ¿Tienes pareja o estás soltero?  No es lo mismo tener un vínculo sentimental con una de las partes que simplemente pasar un buen rato con amigos.
  • Preferencias sexuales de los involucrados: para determinar la configuración del encuentro íntimo. ¿dos hombres y una mujer? ¿Dos mujeres y un hombre? ¿Tres mujeres? ¿Tres hombres?
  • Establecer las reglas: lo más sensato es dejar en claro los límites, normas y caprichos antes de comenzar.  ¿Sexo anal? ¿Besos negros? ¿Doble penetración?

Si haces un trío con tu pareja

El hecho de tener una relación estable no significa que no se pueda tener esta fantasía sexual. Esta realidad no es ni buena ni mala… Simplemente es. Así que es normal que le propongas a tu pareja animarse ya sea con otro hombre u otra mujer.

Sin embargo, no hay que subestimar a los sentimientos y a la inteligencia emocional. Hacer un trío no es un juego, puede llegar a complicarles la vida y hasta arruinarles la relación si no tienen la confianza, consolidación, madurez y comunicación suficiente. La apertura de mente es indispensable y, por supuesto, hay que entender que no todo el mundo está preparado y hay que respetar si nuestra pareja no lo desea hacer. ¡Una cosa es decirlo y fantasearlo! No es tan sencillo y no todo el mundo puede llegar a compartir a su amado con un tercero, por más que sea consensuado.

Otro punto importante es que ambos deberán estar de acuerdo con el género y orientación sexual de la tercera persona y en el rol que cada uno ocupará. Por ejemplo, la mujer podría desear ser doblemente penetrada o no querer que su pareja penetre a la otra persona. En un trío los límites son importantes porque las posibilidades son infinitas, no interfieren los sentimientos sino el placer.

¿Quieres saber más? ¿Has hecho algún trío alguna vez? ¿Cómo te fue?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESSpanish
es_ESSpanish
This website uses cookies and asks your personal data to enhance your browsing experience. Este sitio web utiliza cookies y recopila información personal para una mejor experiencia de usuario.