Dra. Alexandra Galletti

8 claves para acariciar el clítoris como Dios manda

El siempre noble pero incomprendido clítoris es el único órgano diseñado expresamente para el placer. La zona con mayores terminaciones nerviosas del cuerpo femenino sigue siendo un misterio para muchísimos hombres. Por eso, hoy su sexóloga en Los Angeles les dará 8 claves para acariciar el clítoris y estimularlo cómo es debido:

  • Entrégate y disfruta del juego previo: el clítoris es muy delicado y no debe abordarse directamente. Recuerden que el principal órgano sexual es el cerebro así que saca todo tu repertorio para seducir a tu mujer: detalles, gestos, caricias, sexting, háblale al oído y afines. ¡Bésala mucho! Ve incrementando la intensidad de los besos y las caricias hasta que ella misma te dé las señales de que está lista para una estimulación más directa.  
  • Busca una postura adecuada: la comodidad es indispensable para que ella pueda estar receptiva a las caricias, se relaje y pueda disfrutar la experiencia.
  • Encuentra el interruptor: coloca el dedo índice sobre el hueso púbico de tu pareja y deslízalo delicadamente hasta el clítoris sin llegar a su cabeza. Frota con mucha firmeza, pero con suavidad y delicadeza de arriba hacia abajo y después de abajo hacia arriba. Repítelo varias veces.
  • Conéctate con su energía sexual: haz círculos alrededor del clítoris, primero en sentido horario después en sentido anti horario, así irás despertando su energía sexual y aumentando sus niveles de excitación.  
  • Juega a las agujas del reloj:  imagina el clítoris como un reloj con manecillas. Con el dedo medio haz vibrar cada hora del reloj. ¿Cuál es la hora dónde la mayoría de las mujeres sienten más placer? En el cuadrante de arriba y a la izquierda… Es decir, a las dos en punto.
  • Utiliza tu pene: con la punta del glande haz movimientos circulares, arriba y abajo y en espiral. Que tu pene baile con su clítoris y se haga protagonista de esta sesión de caricias. Puedes alternar con tus dedos y manos.  
  • Que tu lengua y tus labios entren en escena: acerca tu boca a sus genitales y haz que tu lengua haga su trabajo. Con firmeza, pero con ternura y deseo, rodea el clítoris por sus costados, arriba y abajo y en círculos.
  • Comunicación: cada mujer es un mundo y la mejor forma de descubrirlo es que ella misma sea la que lo diga. Pídele que te enseño otros movimientos que te diga lo que le gusta y toma nota.

¿Qué les pareció esta guía? ¿Conocen otros movimientos? Seguro te interesará también cómo estimular los senos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESSpanish
This website uses cookies and asks your personal data to enhance your browsing experience. Este sitio web utiliza cookies y recopila información personal para una mejor experiencia de usuario.